Un Lugar Donde Platicar, Compartir, Discutir, Intercambiar y Tramar un Buen Cafe, Libros y Miles de Puntadas de Tejer









16 ene. 2014

entre letras, puntos y ahora hasta dijes!



Seguimos con el espiritu de la bisuteria, 
estos son para su servilleta y ya los traigo puestos, 
estan muy sencillos, pero me han gustao'!

Habiamos quedado que los Viernes son de las letras, 
asi como para irnos con un propósito el fin de semana.

Quienes me hacen el favor de compartir las lecturas conmigo, 
dentro de los propósitos de año nuevo se me ha ocurrido organizar un poco 
esto de la interaccion del leo y comento.
¿Cómo?
A la derecha encontramos un recuadro con las fotos de los libros titulado
' Leyendo Versión 2o14'

Conforme yo vaya terminando las lecturas pongo mi parecer al 
respecto y ustedes pueden escribir ya sea antes ó después, 

¿Les late?
Ojala y nos de velocidad en esto de la comunicación!!


Y hablando de comunicacion....

El lechero en bicicleta es una fábula que explica perfectamente cómo hay que aceptar los cambios y unirse a ellos de forma correcta para tener éxito. Por el contrario, fracasarás en el intento.

En 1991 Steve Jobs dijo que «la computadora es como una bicicleta para la mente», analogía de la que partieron Franc Carreras y Jenny Jobrign para escribir El lechero en bicicleta, una fábula que se ha convertido en esencial para entender la rápida evolución que ha sufrido la comunicación a causa de la revolución digital.

La aparición de este medio de transporte de dos ruedas revoluciona a la aldea de Villalomas, donde todos los vecinos no dudan en utilizarla para ir al mercado, foco de reunión de los aldeanos. Pronto descubren todas las ventajas que el ciclo les ofrece.
Kody, un joven granjero con un puesto en el mercado, no tarda en darse cuenta de la utilidad que puede darle la bicicleta, inventando así el servicio a domicilio. Poco a poco, Kody va mejorando su servicio, logrando, a través de la interacción directa con sus clientes un rotundo éxito y manteniendo satisfechos a los aldeanos.

Sin embargo, algunos se muestran escépticos ante este descubrimiento. Berta, la pescadera y vendedora con más poder del mercado, no logra conseguir el resultado deseado del uso de la bicicleta y de todo lo que ésta le podría ofrecer. La razón era evidente, Berta solo buscaba el beneficio propio y de su negocio, sin tener en cuenta la relación con sus clientes, ni sus gustos y opiniones. 
La mala gestión que realiza provoca el hundimiento de su negocio, 
por no querer unirse a la novedad o hacerlo de forma errónea.

El lechero en bicicleta representa un claro ejemplo de la actualidad, de cómo deben actuar las empresas en las redes sociales para salir adelante, cómo utilizar este medio que permite el contacto directo con los clientes. 
La comunicación en la red representa una clara ventaja para los negocios, 
pero un uso indebido de la misma puede provocar la ruina.

No lo he terminado de leer, 
esta escrito con una prosa rica y entretenida, 
está de mas decir que es mas que aplicable a la vida diaria. 

Recordando siempre que una imagen es mas que eso..



Ana y Nekane regentan un estudio de fotografía en el casco antiguo de Madrid. Un día se declara un incendio en su edificio y, aunque están acostumbradas a trabajar con modelos de lo más glamurosos, no pueden dejar de sorprenderse ante aquellos valerosos «machomanes» vestidos de azul que no se preocupan porque su pelo se encrespe ni sus manos se ensucien. Cuando el objetivo de la cámara de Ana se centra en Rodrigo, su corazón le indica que ya nada volverá a ser igual. Él se da cuenta de la forma embobada en que lo está mirando y, a pesar de que no le gusta, inician una extraña amistad. Todo se complica cuando Ana descubre que está embarazada y Nekane la anima a que cumpla su fantasía sexual con el bombero antes de que la barriga, las estrías y los vómitos matinales se manifiesten y lo espanten. Pero una mentira de Ana a sus padres ocasionará un sinfín de enredos y situaciones alucinantes que a Rodrigo lo dejarán sin habla.

La verdad si tenía un poco de pereza leerla porque he 
tenido altas y bajas en mi relación con la autora..

Es literatuta Chick-lit, se supone que sin irnos muy profundo nos relaja, entretiene, conocemos usos y costumbres, geografía y unos que otros etc's. Pues bien, en ésta ocasion no nos hemos arrepentido y he reído un rato, 
completamente predecible, pero lo entretenido son 'las escenas' del 
desarrollo de la trama. vale la pena buscar el libro.


Imagen tomada de Pinterest.com
 No tenemos how-to, 
pero nos lo podemos imaginar y quedan unas coquetas etiquetas..

Imagen de http://wakeandwhimsy.wordpress.com

Este y otros modelitos de separadores de libros, 
los podemos encontrar aqui

Imagen de http://www.craftideas.info/
 Y si adornamos el hogar con unos corazoncillos?
Aqui el como..

Imagen de http://whimsydarling.com
Sencillos y listos para un regalito, 
Aqui el cómo,


Y para las tejedoras...
aquí encontramos el gráfico...


Si la mañana no nos desvela para nuevas alegrías y, si por la noche no nos queda ninguna esperanza, ¿es que vales la pena vestirse y desnudarse?
Goethe

5 comentarios:

cleobenjuzar dijo...

Gracias por tus recomendaciones.
Buscare el melocotón loco.
chao

Sandy Tejedora dijo...

Interesante propuestas como siempre :) Bonito fin de semana para todas tus lectoras (o)

Ave Fenix quiere volver de las cenizas dijo...

BUEN DIA, CARMENCITA¡¡¡ TOCAYITA¡¡¡¡ PASANDO UNA TEMPERATURA DE CASI 40º, DISFRUTANDO DE ESTA ESTACIÓN, GRACIAS POR LAS RECOMENDACIONES DE LECTURA AHORA NOMÁS ME VOY A LEER EL LECHERO¡¡¡ ABRAZOS DESDE VILLA ALLENDE, CORDOBA ARGENTINA, TERE

orange/chocolate dijo...

La verdad es que ambos títulos son de lo más atractivo. A mí también me gustan los pendientes, son sencillos pero elegantes. Besos

Rosa María dijo...

Me encanto la reseña del Libro de El Lechero en bicicleta, sera que me identifique porque en lo personal a mi me encanta andar en bici todas las mañanas, sola o acompañada me encanta.Buscare el libro y encontrare los momentos para leerlo.
Excelentes ideas como siempre iré a ver el tema de los corazones para preparar detalles para Febrero.