6 oct. 2013

Letras y puntos, como buen Lunes!



«Nos mentimos continuamente. Sé muy bien, por ejemplo, que no soy guapa. No tengo unos ojos azules en los que los hombres se contemplan, en los que desean sumergirse para que te lances a salvarlos. No tengo talla de modelo; soy más bien tía buena, tirando a rolliza. De las que que ocupan asiento y medio. Tengo un cuerpo que los brazos de un hombre de tamaño medio no pueden rodear entero.No poseo la gracia de esas mujeres a las que a las que susurran largas frases acompañadas de suspiros a modo de puntuación, no. Yo provoco más bien la frase breve. la fórmula cruda. El hueso del deseo, sin chicha; sin la grasa confortable. Todo eso lo sé».


Sencillo, corto y narrado en su mayoría en primera persona. Me esperaba un poco mas de chispa y no, no la hay. Pero si hay una mujer que como más de una en la vida se la lleva analizando lo que 'quería haber hecho vs. lo en realidad logrado'

Las gemelas desaparecieron en la noche, llevándose consigo sus risas y el repiqueteo ligeramente vulgar de sus tacones sobre los adoquines, y yo volví a casa. Crucé el bulevar de Strasbourg y fui por la calle Gambetta hasta el Palacio de Justicia. Pasó un taxi, la mano me tembló; me vi pararlo y subir.
 Me oí decir «lejos, lo más lejos posible». Vi ponerse en marcha el taxi conmigo en el asiento de atrás, me vi no volver la cabeza, me vi no saludarme, no hacerme ningún gesto final, no sentir ningún pesar; me vi partir y desaparecer sin dejar rastro.
Hace siete años. Pero volví.


Así comienza la historia de la protagonista de esta historia, Jocelyne, apodada Jo. Pero, un día cuando las gemelas  sus amigas que regentean el salon de belleza contiguo la convencen para que juegue al Euromillón, se encuentra, de repente, con dieciocho millones de euros en las manos, y la posibilidad de tener todo lo que quiera.

 En ese momento es cuando Jo decide empezar a escribir una lista enumerando todos sus deseos, desde una lámpara para la mesa de la entrada, dos sartenes tefal, un microondas, un pasapurés, … hasta una nueva cortina para la ducha; porque, para su propia sorpresa, ya no está del todo segura de si el dinero realmente trae la felicidad…

Ah verdad..
Siempre una imagen, es más que la misma imagen!





Mjm...
habemus trabajado!


El gráfico del gorro de las hojas lo encuentran aqui

Tooodo lo demás ha sido asi como quien dice a ojo de buen cubero...


Pero...
Aunque tengo trabajito pendiente...
Nunca está de más el andar inspirandose no?
Me tienta éste..

Aquí el gráfico


Buen y rendidor Lunes!

4 comentarios:

Carolina Rodriguez dijo...

Me encantó el chal! Otro para la lista de pendienes!! gracias por compartir!

Romi-damelalata- dijo...

wow! qué producción Carmencita! eres mi ídola!

orange/chocolate dijo...

Qué productividad!!
El chal es muy tentador. Apuntadas las recomendaciones de lecturas. Besos y buena semana.

Priscila dijo...

Q manera de tejer Carmen!!! Como se ve q amas lo q haces!!! Da mucho gusto pasar siempre por aca!
Saludos!!!

Tenemos Visitas y guia-guiada

Llega Oscar, quien es Oscar? Bueno, éste es un Joven que llega a la vida de cualquier Bebé justo a  apapachar a cualquier hora. ...